El cobre y el futuro

Si tantos estudios demuestran las propiedades antimicrobianas del cobre, ¿por qué no está más extendido su uso?

Uno de los problemas, según Larrouy-Maumus, es el costo.

Cobre
Pie de foto,

Larrouy-Maumus recomienda usar el cobre solo en superficies de alto contacto debido al costo.

“Para mí el cobre no es la solución universal, porque el costo del cobre hace que muchos hospitales no puedan pagarlo”.

“Pero es un producto efectivo que está disponible. Mi recomendación es entonces usarlo para combatir infecciones intrahospitalarias solo en superficies de alto contacto, como pisos, barandas de camas y pasamanos”.

Pero otros materiales podrían competir con el cobre en el futuro.

Larrouy-Maumus investiga en su laboratorio cómo las bacterias interactúan con distintas superficies, y busca diseñar nuevos materiales antimicrobianos con nanotecnología.

El científico también quiere desarrollar superficies que no solo atrapen patógenos, sino que puedan atraerlos como un imán cuando están suspendidos en el aire.

Y otros investigadores en Imperial College buscan obtener materiales más baratos que el cobre, que puedan imitar su acción antimicrobiana.

“Hay además otros productos en la mira que son prometedores, como el óxido de titanio, pero aún está en desarrollo”, afirmó Larrouy-Maumus.